25/10/15

Japón día 5: Una experiencia inolvidable

 Hoy me he levantado bastante temprano así que he aprovechado para ir a correr media horita porqué teníamos que hacer la comida temprano ya que a las 12 ya empezaba la preparación del festival del que os hablé ayer.

Justo después de comer, empezaron a llegar vecinos a casa para tomar un té y un poco de sake y hacer algunos preparativos, mientras tanto cuidábamos de Tae-Chan.

Hacia las 4 la gente empezaba a ir al templo para la ceremonia, la cual creo que era para agradecer al Dios de la zona la buena cosecha de arroz.


Una vez en el templo te dan un papel con un numero con el cual al final te dan un premio (una olla, papel de cocina, coladores, o diferentes cosas para el hogar).
Dentro del templo se celebraba la ceremonia en la cual Kida-San participaba entre otras 6 personas más, ellos iban dando el agradecimiento al monje (creo).


Después de las bendiciones, el monje subía a coger la alma del Dios del bosque para ponerla en el trono y llevarlo a una especie de altar apartado del templo para bendecirlo.


Al terminar la bendición devolvimos el trono al templo para comer algo y beber sake. Agradeceré toda la vida que esta buena gente me haya dejado participar y llevar el trono hasta el altar, ha sido una experiencia inolvidable.
Algo que me llamo la atención es que el trono donde se lleva la alma del Dios es bastante caro según me han dicho pero de vez en cuando empezábamos a correr y a agitar el trono, lo que me daba bastante miedo por si se rompía o algo...
Poco después se empezaban a repartir los premios y los niños participaban en una especie de torneo de Sumo en el que tanto el ganador como el perdedor recibían 100Yen.



Al terminar el festival del templo ya nos dirigíamos a casa para descansar, pero yo me fui a pasear con Mochi para terminar el día.
Y recordad que hay más fotos en el enlace del menú superior de este blog

Mañana y pasado mañana tendré el día libre así que aprovechare para organizar el viaje, escribir algo, relajarme y pasear así que no creo que escriba nada pero para compensarlo alargare la publicación con alguna curiosidad que he ido recopilando por este país.


  • Hay una voluntaria de Francia que me ha contado que estará por aquí Japón durante un año con un visado que por desgracia en España no tenemos, y se trata de la “Working/Holiday Visa, un visado que durante un año te permite estar de vacaciones con la posibilidad de trabajar en Japón. Con lo que, si encuentras trabajo te podrías hacer el visado para trabajar i vivir indefinidamente en Japón. Que envidia…
  • Otra de las cosas que me he fijado es que en muy pocos sitios puedes entrar al bosque y caminar por dentro ya que hay muchísima vegetación, sobretodo en esta zona.
    A parte, la vegetación cambia muy rápido y hay mucha variedad de arboles y plantas. Parece una selva.
  • Me he estado fijando en los ríos ya que hay muchos y de momento todos los que he visto tienen aguas cristalinas y transparentes, es una pasada, por donde vivo yo, muchos ríos están sucios…
  • En otoño, hay muchos arboles que producen persimons en esta zona, pero muchos no son dulces y algo que hace la gente de aquí es colgarlos al sol para que se sequen un poco, y mientras están así un par de semanas se tienen que ir tocando para que endulzan.


Palabra del día:
Dios
Hiragana: かみ
Kanji:

Romaji: Kami