15/1/09

Fudõ myõõ

De los cinco reyes de la sabiduría, o Reyes luminosos (en japonés myõõ, en sánscrito vidyraja), Fudõ (en sánscrito Acala), el Inamovible, la Ausencia demovimiento, es la divinidad central. Los otros, no tan conocidos, son Gõzanze, Gundari, Daiitoku y Kongõyasha. Su origen es hindú, pero el budismo esotéricojaponés los asimiló a partir del siglo IX, ocupando una posición en orden de importancia inferior a la de los bodhisattva. Su aspecto es aterrador: sus miradas provocan pavor, sus expresiones son retorcidas, sus cabellos son llamas y van siempre armados para combatir el mal. Fudõ es la personificación del aspecto más amenazador de Dainichi nyõrai, que se expresa cuando combate el mal y defiende la ley budista. Su rostro es endiablado; tiene una mirada sombría, pero atenta, con los ojos muy abiertos, y de la boca asoman unos dientes afilados. En una mano sujeta la espada y en la otra un lazo, y lo más destacable es que está siempre rodeado de altas llamas tanto en pinturas como en esculturas. Uno de los ejemplos más evidentes es la escultura en el Tõji, que pertenece al mandala escultórico, donde la aureola que se encuentra a espaldas de Fudõ en forma de llama perforada está pintada de rojo. Pero existe también un (Ki Fudõ) pintado sobre seda en el Onjõji del Miidera, un (Ao Fud~) en el Shõren de Kioto y un (Aka Fudõ) en el Myõõin, en el monte Kõya.