19/6/09

Imágenes del infierno

Jigoku es el término que en japonés se refiere al infierno, entendiéndolo como lugar de castigo de los condenados, un concepto que se introdujo en el siglo VIII con el budismo y no existía como tal el pensamiento autóctono. En cambio, entre los mitos del Kojiki se hablaba de un País de los muertos (Yomi no kuni)la divinidad soberana del cual era Susanoo. Pero el episodio más significativo está relacionado con la muerte de la diosa Izanamitras el parto del dios del Fuego. Entonces, su hermano Izanagi quiso descender al País de los muertos para volver a verla. Una vez la hubo encontrado, la invitó a regresar para contemplar la creación del país (Japón), pero ella, que ya había comido los alimentos cocidos en el País de los muertos, pidió no ser vista. Izanagi no supo esperar y encendió un fuego, desencadenando así la ira de su hermana, que lanzó truenos y relámpagos y lo arrojó contra los guerreros de los infiernos. Izanagi huyó y cerró tras de sí la entrada al País de los muertos con una gran roca que separó los dos mundos. Tras esto empezó el rito de la purificación a través del agua. Diferente es el Jigoku que gobierna el temible juez de los condenados Enma (en sánscrito, Yama). Se difundió en el tardío período heian, con el budismo de la Tierra Pura, cuando los fieles de esta escuela empezaron a invocar el renacimiento en el paraíso de Amida, en contraste con el renacimiento en los infiernos.